Menu

Estudiar Diseño También Trae Frustraciones | CUMP

Las frustraciones más comunes de los diseñadores

Estudiar diseño es enfrentarte a un camino lleno de satisfacciones y retos a superar, en donde constantemente estarás en un ambiente creativo. Sin embargo, terminar de estudiar diseño y enfrentarte al mundo laboral también significa enfrentarte a un poco de frustración de vez en cuando, va de la mano con una carrera profesional en el rubro.

¿A qué te enfrentarás una vez que termines de estudiar diseño?

¡No entres en pánico! Esto no necesariamente debe disuadirte de tu decisión. Lo cierto es que cada carrera tiene sus pros y sus contras, pero más vale estar preparados para entender que a lo largo de nuestra vida, se nos pueden presentar distintos escenarios y no siempre van a ser sencillos. Hicimos una selección de las situaciones más comunes a las que se enfrentan los que terminan de estudiar diseño y sus sencillas soluciones.

1. Definir qué es ser un diseñador y por qué importa

A la fecha, muchas personas ponen en tela de juicio la decisión de vivir como creativo y aún se preguntan, ¿qué es un diseñador?, ¿por qué no puedo hacerlo yo mismo?; cuestionan el por qué de estudiar diseño y no entienden su relevancia. Esto puede ser muy frustrante pero lo mejor es llevarlo con calma, si la gente en verdad está dispuesta a escuchar, explícales que ser diseñador requiere mucha habilidad y potencial, además de entendimiento en materia de comunicación.

2. Lidiar con cambios de clientes

Cuando empieces a trabajar en una agencia te enfrentarás a un terror muy particular: cambios por montones en tus diseños finales porque a los clientes no les gusta lo que vieron del todo y muchas veces no consideran lo que implica hacer cambios en un diseño. Es muy difícil además, que tus jefes o ejecutivos de cuenta hagan algo por ti y traten de mediar, lo mejor que puedes hacer es encontrar una agencia en donde entiendan esto cabalmente y desde el principio lleguen a un acuerdo con el cliente sobre cuántos cambios se pueden hacer en el proyecto por el tiempo que se les invierte.

3. Ahogarse en trabajo

Al estudiar diseño seguramente ya desarrollaste cierta tolerancia a la frustración, pero en tu trabajo encontrarás de pronto que los proyectos son muchos y el tiempo es muy poco. La solución es priorizar, no bajar la calidad, encontrar la mejor actitud y aprender a distribuir tu tiempo de manera en que sí, alcances a hacer todo, pero tampoco te quedes sin dormir. Necesitas cabeza fresca, así que cuida de ti y tampoco procrastines demasiado.

Ante todo siempre hay que recordar que amamos el diseño y que las frustraciones son pocas cuando las satisfacciones se anteponen. Sigue adelante en tu sueño de estudiar diseño y vence cada obstáculo.

Si estás interesado en estudiar diseño, ¡contáctanos!

 

Modificado por última vez elLunes, 24 Abril 2017 13:48
Valorar este artículo
(0 votos)
Volver Arriba