Menu

Cambio de carrera y la Revalidación de Materias, Cómo no Morir en el Intento

 

La Revalidación de Materias se llega a volver un martirio porque en muchas ocasiones, la carrera por la que optamos cambiar muchas veces no tiene nada que ver con la que estábamos cursando, ¿un salto de medicina a publicidad? Además, muchos de tus compañeros, al comprender que se han equivocado de carrera lo que hacen es, simplemente, abandonar los cursos y esto, déjanos decírtelo, es un grave error.

Sin duda, el problema que llega a significar la Revalidación de Materias hace conformistas a muchos y los hace pensar que soportar 4 años en una carrera que no los satisface no será tan malo. Pero, ponte a pensar, ¿estás dispuesto a estudiar y trabajar en algo que no te gusta? Esperemos que tu respuesta sea no.

Año y escuela nuevas, pero ¿y la Revalidación de Materias?

Cuando decides cambiar de carrera, primero que nada, debes tener en mente que deberás hacer exámenes de selección nuevamente y, por más frustrante que esto parezca, es algo necesario. Ya tienes la experiencia previa y conoces las preguntas, así que no te angusties.

Después, viene uno de los pasos más tardados, pero que más adelante te evitarán muchos dolores de cabeza: la Revalidación de Materias.

Revalidación de Materias - CUMP

Cuando cambies de carrera, verifica que tenga asignaturas que puedes convalidar el siguiente año. Desde luego que tendrás que empezar de nuevo, pero con la Revalidación de Materias podrás estar un poco más relajado y evitarás la fatiga de cursar ‘lo mismo’ dos veces’.

Si estás completamente convencido de cambiar de carrera, verifica la posibilidad de la Revalidación de Materias para tu nuevo curso. Recuerda, termina el presente ciclo para que esto sea posible y puedas realizar el cambio sin tantos problemas.

Acércate al CUMP y descubre tu vocación. ¡Estamos para ayudarte, contáctanos!

Valorar este artículo
(0 votos)
Volver Arriba